16.8.16

Montal, un clásico renovado

Abierto desde 1919 en la Plaza San Felipe, Montal es un establecimiento único en Zaragoza sinónimo de calidad.
En la actualidad el negocio se encuentra regentado por la cuarta generación familiar, María y Nacho Montal, que trabajan día a día para que el negocio siga creciendo y mejorando.
Cuenta con una tienda gourmet que es uno de los referentes gastronómicos de Aragón con productos de calidad y una amplia oferta de platos, además de una de las bodegas más amplias de Europa que alberga las mejores denominaciones de origen españolas y que además de ofrecerte exclusivos vinos, organiza cursos, catas, presentaciones y multitud de actividades de forma privada.

Recientemente se ha ampliado la oferta gastronómica con la incorporación de La despensa de Montal. Espacio basado en el concepto Taste&Shop, en el que se puede disfrutar de los exclusivos productos de la tienda gourmet en la Sala de las Cadieras o en la terraza de la Plaza San Felipe y que cuenta con varias promociones mensuales en forma de aperitivos de día y de tarde.
 
 


Y muestra de ello es el Aperitivo Mediterráneo que nos ofrecieron el mes pasado con Sangria Lolea y un rico Salchichón de Vic de Casa Riera Ordeix donde pudimos degustarlos disfrutando del privilegiado entorno.






Y de paso, no dejes de visitar el Museo de La Torre Nueva, que originalmente fue una bodega donde la familia Montal guardaba celosamente las más escogidas reservas de vinos. Su configuración se mantiene integra, al igual que su estructura y tipología. Las escaleras y caras anteriores de sus celdillas han sido reconstruidas con el máximo rigor siguiendo las líneas originales y los pavimentos han sido reemplazados por otros materiales similares al estilo de la época.
Museo de la Torre Nueva
La Torre Nueva, de estilo mudéjar, fue construida en el reinado de los Reyes Católicos y, como edificio civil, representó el símbolo más característico del pueblo zaragozano. Los primeros datos que se tienen de esta Torre de 80,60 metros de altura son del año 1504. Este magnífico monumento, que los historiadores admiraban y alababan en sus viajes realizados por España, obtuvo su mayor expresión en la guerra de la Independencia. Su inclinación acusada, 2,57 metros con respecto a la vertical, la caída de cascotes y el hundimiento de la escalera interior alarmaron a la ciudadanía.
Contra la voluntad férrea de hacerla desaparecer, guiados más por intereses particulares que por motivos argumentados, nació un grupo de aragoneses, encabezados por la figura de D. Anselmo Gascón de Gotor, realizando una ferviente defensa. Sin embargo, en 1892 desapareció uno de los más insignes símbolos de la ciudad de Zaragoza. Actualmente, es un museo privado que muestran a los clientes que quieran visitarlo.



2 comentarios:

  1. pues salvo a comprar alguna vez no he ido a tomar nada nunca. Esto no puede ser

    ResponderEliminar
  2. Desde bien pequeña he ido a Montal, de vez en cuando, a comprar caprichos que solo se pueden encontrar ahí.
    Un beso,
    Patricia

    ResponderEliminar

Hemos hablado de...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...